CONDICIONES GENERALES

Hasta que no este satisfecha la totalidad del precio pactado, el vendedor se reserva el dominio temporal de los bienes objeto de este contrato. Teniendo el comprador la condición de depositario, no pudiendo  enajenar los bienes comprados sin la autorización expresa y fehaciente del vendedor.

Una vez satisfecha la totalidad del precio pactado el comprador  consolidara su propiedad y todos los efectos que se deriven de la presente compraventa se retrotraerán a la fecha de formalización del presente contrato.

Si el comprador no satisface a su vencimiento cualquiera de los pagos aplazados el vendedor podrá optar entre exigir el pago de todos los plazos pendientes de abono o resolución del contrato.

Si opta por la resolución del contrato, podrá retirar del poder del comprador, sin necesidad de procedimiento judicial alguno de los bienes objeto del mismo, quedando la suma total hasta ese momento satisfecha por pagos parciales a favor y de propiedad del vendedor en concepto de indemnización de daños y perjuicios por el uso y depreciación y por el incumplimiento de las obligaciones del comprador.

En caso de suspensión de pagos, quiebra, embargo o cualquier otra traba el comprador pondrá en poder del vendedor los objetos pendientes de pago, haciendo constar en las diligencias judiciales que los bienes no son de su propiedad, comunicando inmediatamente al vendedor estas circunstancias, para que este pueda ejercitar los derechos que le asisten como propietario de la cosa vendida, obligándose el comprador al abono de los gastos y costas que ocasione la oportuna reclamación.

La mercancía será entregada, a porte pagados o debidos, según condiciones particulares por la vendedora a la compradora en sus instalaciones, sitas en el lugar designado en el encabezamiento de este contrato o en el lugar que el comprador designe por escrito.

La compradora esta obligada a examinar la mercancía en el mismo momento de su entrega, y deberá hacer constar en el albarán de entrega la existencia de cualquier defecto de calidad o cantidad en la mercancía suministrada, examinada la mercancía por el comprador a su contento, no tendrá acción contra el comprador alegando vicio o defecto de cantidad o calidad.

Cuando el volumen de la mercancía impida su examen a la entrega, deberá hacerse constar dicha circunstancia en el albarán de entrega. En este caso los posibles defectos en la mercancía suministrada deberán ser puestos en conocimiento por el comprador al vendedor en el plazo máximo de cinco días desde la recepción de la misma. En cualquier caso el vendedor, poder comprobar los defectos acusados por el comprador por los medios que estime oportunos, sin que el comprador pueda entorpecer la actuación de las personas encargadas por el vendedor para verificar la comprobación.

Quedan excluidos los defectos en perjuicio ocasionados a la mercancía vendida durante el transporte mediante agencia que sean comunicados transcurridas veinticuatro horas después desde su entrega.

Pasados cinco días no se admitirá devolución de la mercancía.

Todos los gastos judiciales o extrajudiciales (actas notariales, requerimientos, peritos, gastos de abogado  y/o procuradores, etc.) derivados del incumplimiento del contrato serán de cuenta y cargo de la parte que haya dado lugar al incumplimiento.

Para la resolución de cualquier litigio derivado del presente contrato, las partes, con renuncia expresa al fuero que por cualquier concepto les pudiera corresponder, se someten expresamente a los Juzgados y Tribunales de Zaragoza.

 Instalaciones comerciales iCom s.c. se reserva el derecho de tomar fotografías de la instalación una vez realizada para su uso interno y comercial. El Cliente tiene el derecho de pedir que estas no se usen para fines comerciales.